minerales

Los minerales son elementos inorgánicos que intervienen en muchas
funciones en el organismo, como la formación de hueso y cartílago,
mantenimiento del equilibrio ácido/base, funcionamiento de músculos y
nervios y en la producción de hormonas.
Se agrupan en 2 categorías: macrominerales, porque se necesitan en
mayores cantidades (calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio y cloro) y
microminerales (oligoelementos), que se requieren en cantidades
mínimas (cobre, yodo, hierro, manganeso, selenio y zinc). Como antes,
deben aportarse en la dieta en proporciones apropiadas para cubrir
necesidades y porque algunos en exceso presentan toxicidad.

El calcio y el fósforo deben guardar una relación, que debe ser de 1:1 (la
misma cantidad de calcio que de fósforo) o de 2:1 (doble de calcio) para
que no hayan problemas dependiendo de la etapa vital del animal.