¿De donde proviene la palabra can?

Al confrontar las palabras que significan perro, en las diversas lenguas
europeas., resulta posible reconstruir la forma original K’uon, que paso
(entre las lenguas orientales, donde la K se transformaba en s) al
sánscrito shvan, al armenio Sun, etc.; y al griego Khon, al irlandés cú, al
gótico hunds y al latín canis.

Herodoto refiere que los antiguos Medos, pertenecientes al grupo iranio,
quienes llamaban al perro con la palabra “spaka”, esto permite conocer el
origen del termino ruso, que es “sobaka”, y tal vez el del termino turco,
que es “Köpek”.
En todas las lenguas neolatinas se deriva del latín canis, teniendo en
cuenta, por supuesto, las leyes fonéticas propias de cada una de ellas; así
se tiene el italiano cane, el francés chien, el rumano cîine, el portugués
cao (pronunciación can), etc.
También en español, hasta fines del 1400, se usaba la palabra “can”. Otro
termino –“perro”-, de origen desconocido, era poco común, o usado solo
en forma despectiva. Pero a continuación, “perro” se difundió
rápidamente, y ahora la antigua palabra can ha caído en desuso.
Las razas caninas de hoy.

Aunque en los cien últimos años transcurridos se han agregado muchas
otras razas, y son muchas las que han ido modificándose (de modo que
se ha tornado sumamente difícil la ubicación precisa de algunas de ellas),
la topología morfológica de las razas caninas, todavía hoy puede basarse
sobre los cuatro grupos establecidos por Mégnin.

  • Lupoides.
  • Bracoides.
  • Graioides.
  • Molosoides.
    Grupos que veremos específicamente mas adelante.
    Quienes afirman que el perro desciende del lobo se basan en muchos
    hábitos del perro parecidos, por ejemplo:
    a. Ambos dan vuelta sobre su cuerpo.
    b. El periodo de gestación de ambos es el mismo (58 a 65 días).
    c. El tiempo que tardan en abrir los ojos desde su nacimiento es el
    mismo (aprox. 15 – 25 días).
    d. El brote de los dientes de leche y cambio a dientes permanentes es
    el mismo.
    e. Ladran y aúllan igual.
    f. Engullen los alimentos de la misma forma.
    g. Entran en calor dos veces al año.
    h. Ambos al atacar gruñen y muestran su dentadura.
    i. Tienen el mismo numero de cromosomas (78) por lo que pueden
    aparearse entre si.
    j. Padecen las mismas enfermedades infecciosas: moquillo, hepatitis,
    leptospira, parvovirosis, rabia y parásitos internos.